Lunes 22 Julio 2019

FEPIX.com. Aprenda toda la verdad sobre los mercados financieros. 

Análisis semanal de los mercados financieros: Petróleo Brent; EUR/CHF

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Crónica y análisis semanal de mercados financieros a destacar según los recientes acontecimientos en el plano político y económico (semana del 24 al 28 de junio de 2019) …

Los bancos centrales marcaron el ritmo la semana anterior. Tanto la Reserva Federal como el Banco Central Europeo, cada cual con su discurso, lograron que los mercados adquiriesen un cariz alcista, dentro de un contexto lateral. Los índices europeos están cerca de su máximo anual y el Standard & Poor’s 500 alcanza nuevos máximos históricos. Mientras tanto, los bonos a 10 años han alcanzado unos mínimos históricos en Europa. Entre el riesgo existente y las perspectivas de bajos tipos de interés, más políticas monetarias expansivas, la renta fija se está moviendo en niveles que no se veían desde 2016 (en Estados Unidos).

 

 

El viejo continente todavía se encuentra lejos de su objetivo de inflación (1,2% versus el objetivo de 2%). Las previsiones son inciertas, ante el problema de la guerra comercial no se descarta que sea necesario aplicar nuevos estímulos monetarios; por supuesto, alargando el período de bajos tipos de interés hasta bien entrado 2020. Sin descartar nuevos recortes en el precio del dinero. Mario Draghi dejó ver su intención de mantener el tono “dovish” (se podría traducir como la postura de “paloma”, es decir, suave) durante la reunión anual del BCE en Sintra (Portugal). El presidente del BCE prometió “estímulos monetarios adicionales” en el caso de que en la economía no se produzcan “progresos” que empujen la inflación al alza. En definitiva, supuso un soplo de oxígeno a los mercados de renta variable; justo cuando los indicadores macroeconómicos europeos (concretamente los PMIs y la encuesta ZEW) continúan situados en niveles que indican debilidad.

Por otro lado, la reunión de la Reserva Federal, a pesar de mantener invariables los tipos de interés del dólar (en el rango 2,25% - ,50%), no dejó indiferente a Wall Street: la Fed no se encuentra muy optimista de cara al crecimiento y revisa también a la baja sus previsiones de desempleo. Por lo visto, está cerca el momento de tomar medidas, la actitud de mantenerse como un mero observador puede estar quedando atrás. Los mercados descuentan un inminente recorte de las tasas de interés en la próxima reunión de política monetaria, programada para el 31 de julio (probabilidad del 100%). La economía estadounidense no presenta ningún tipo de presión inflacionista que le impida a la Fed tomar esta decisión.

Como se puede apreciar, la incertidumbre que se respira en el ambiente (consecuencia de las tensiones geopolíticas) está siendo contrarrestada a golpe de “decreto monetario” por parte de los bancos centrales. Los dictadores del precio del dinero están mostrando su arsenal armamentístico y logran equilibrar la balanza. Dan soporte a los mercados y estos responden manteniéndose lateralizados (con un ligero tono alcista durante esta semana anterior).

De cara a la semana que nos ocupa, está determinada por la cumbre del G20 en mitad un clima de tensión. No hay nada, por el momento, que haga pensar en que Donald Trump no establezca una reunión con su homólogo chino, Xi Jinping. A pesar de que las intenciones de Trump pueden variar en cualquier momento, este hecho supone otro golpe de optimismo para los mercados financieros. Aun así, el problema se encuentra tan enraizado que se considera muy poco probable el poder conseguir un acuerdo total. Podría verse algún tipo de avance o voluntad política para acabar con la guerra comercial.

Agenda económica semanal

La fuerza motriz de la economía europea, es decir, Alemania, publica esta semana los resultados obtenidos en las encuestas IFO. No se tienen unas previsiones muy halagüeñas en cuanto a resultados. En concreto, en la encuesta de situación actual se espera un descenso de seis décimas, situándose en los 97,3 puntos. Para la encuesta de expectativas también se prevé un descenso de 6 décimas, para quedar en los 100 puntos.

Por otra parte, el viernes se publicará la noticia económica de mayor importancia esta semana para Europa: el IPC estimado. En este sentido, no se tienen expectativas de que haya grandes modificaciones. De hecho, el consenso de expertos prevé que la tasa interanual no sufra variación alguna, manteniéndose en el 1,2%. Este dato confirma lo comentado anteriormente en cuanto a la necesidad de nuevos estímulos monetarios procedentes del BCE, la inflación no se mueve al alza y el objetivo del 2% se sitúa lejos.

Pasando a Estados Unidos, la atención se centra en la reunión (o posible reunión) entre las potencias contendientes en la guerra comercial. El viernes 28 tendremos noticias sobre ello.

Además, el jueves se publicarán la tercera revisión del PIB correspondiente al primer trimestre. Se estima que cierre en un 3,2%, el dato de la primera revisión (el cual fue rebajado una décima en la segunda revisión). El viernes se publicarán los resultados de ingresos y gastos personales. Las previsiones son pesimistas en cuanto a los ingresos (una caída de 2 décimas, hasta el 0,3%) y optimistas por el lado de los gastos (un alza de una décima, hasta el 0,4%).

Mercados financieros a destacar

Parece que ha quedado patente la intención de los bancos centrales en cuanto a tipos bajos y políticas monetarias expansivas. Toda esta situación beneficia a los mercados de renta variable, a pesar de que se debe ser cauto, puesto que la inestabilidad sigue flotando en el aire. El sector bancario ha sido uno de los grandes perjudicados, al igual que sectores que dependen de capitales ajenos (como la energía o las inmobiliarias) tienen mayores incentivos para crecer.

Consideramos que los índices norteamericanos han llegado a un máximo anual, a una zona de resistencia que debe ser superada antes de iniciar una operación en largo. Con lo cual, esta semana quedarían descartados, a la espera de la evolución que puedan tener.

En cuanto a las divisas, tanto el dólar como el euro siguen siendo débiles. Un dólar débil favorece a las materias primas. Las divisas refugio (como el yen japonés) también tienen un buen potencial de revalorización debido a la conjunción de una probable caída del dólar con la situación de riesgo geopolítico.

Así pues, los mercados financieros propuestos para esta semana son los siguientes.

Petróleo de Brent

Lo dicho en cuanto a la debilidad del dólar sigue siendo válido, sin embargo, debemos sumar las tensiones existentes entre Estados Unidos e Irán. El precio del crudo tiene un aspecto técnico que invita a pensar en un giro alcista.

Análisis de los mercados financieros: Petróleo Brent

Petróleo crudo de Brent en gráfico de velas diarias (Fuente: ProRealTime)

Varias son las señales que apuntalan esta teoría. En principio, podemos observar que la corrección llega a su fin formando un patrón de vuelta de doble suelo; el indicador de fuerza relativa (RSI) muestra una divergencia en este punto.

El precio rompe al alza la resistencia (neckline) con un incremento de volumen y, por lo visto, tropieza con la MMS de 200 períodos para preparar el correspondiente pullback. El aspecto técnico que tiene el crudo de Brent nos hace pensar en una posición larga cuando se confirme el final de este movimiento de vuelta y rebote en la resistencia (ahora convertida en soporte).

EUR/CHF

En esta ocasión mostramos una posible apreciación de la divisa cotizada, es decir, el franco suizo. Por lo tanto, la posición a adoptar sería en corto. En base a lo expuesto en cuanto al incremento de la tensión geopolítica, el daño que puede hacer a Europa la guerra comercial y el tono “dovish” mantenido por el Banco Central Europeo, el euro puede resentirse; en contraposición, el franco suizo, divisa refugio por excelencia, tiene un potencial de revalorización en base al apoyo de los datos fundamentales.

Análisis de los mercados financieros: EUR/CHF

Gráfico en velas diarias del par EUR/CHF (Fuente: ProRealTime)

Nos encontramos ante un rango lateral superado a la baja, lo que significa que cambio se mueve por nuevas zonas, puesto que el soporte del rango debe actuar como resistencia. No obstante, al igual que en el caso anterior, se ha producido un movimiento de vuelta (pullback). El indicador RSI se encuentra en la frontera de la sobreventa, es posible que mientras se completa el pullback deba sanearse, justo antes de comenzar un nuevo impulso bajista.

El objetivo de rentabilidad lo podremos obtener si medimos la anchura del rango. En este caso nos llegaría a la zona de los 1,0850.

 

 

Aviso Legal

Los datos, opiniones, estimaciones, previsiones y recomendaciones contenidas en este artículo se proporcionan únicamente con fines informativos. No constituyen un servicio de asesoramiento de inversión. Deben, por tanto, no ser tratados como una recomendación personal para el inversor y, en ningún caso, como una oferta de compra, venta, suscripción o negociación de valores o de otros instrumentos. El inversor debe ser consciente de que los valores o instrumentos mencionados en este artículo pueden no ser adecuados para sus objetivos de inversión o situación financiera, por lo que el inversor deberá adoptar sus propias decisiones de inversión. Se deberá tener en cuenta que la evolución pasada de los valores e instrumentos, así como los resultados pasados de las inversiones no garantizan la evolución o resultados futuros.

También te puede interesar:

(@publi_bastida)

José Miguel Bastida España

 

 

Aviso

Los CFD son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. Entre el 74-89% de las cuentas de inversionistas minoristas pierden dinero al negociar CFDs. Debe considerar si entiende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse el lujo de arriesgarse a perder su dinero