Miércoles 20 Junio 2018

FEPIX.com. Aprenda toda la verdad sobre los mercados financieros. 

Presentación de José Miguel Bastida

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 

José Miguel Bastida España

 

 

José Miguel Bastida España

 

 

Tras formarse y estar dedicado a dirigir una empresa de operaciones logísticas, decidió estudiar un Máster en Gestión Financiera y Bolsa. Actualmente es trader independiente y redactor financiero.

Apasionado de los clásicos de las finanzas, su estilo de inversión se basa en el legado de los grandes operadores de principios del siglo pasado.

  •  Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 
  •  Facebook: jmbastidaespana

Hola:

Mi nombre es José Miguel Bastida y siento verdadera pasión por el mundo de las finanzas. Sí, exactamente, esta página está dedicada a las finanzas y tengo el placer de escribir en ella...

Siempre he sido una persona emprendedora y me gustan los retos, es por ello que me empeciné en aprender a operar en los mercados financieros. Me costó mucho tiempo y esfuerzo, no vayáis a pensar lo contrario.

Una vez terminados mis estudios y dedicándome a gestionar una empresa familiar de logística y transporte, comencé la carrera de Derecho, pero al poco tiempo (con apenas un año y poco) vi por casualidad un Máster en Gestión Financiera y Bolsa becado. Era una gran oportunidad y no la desperdicié. Se abrió un universo ante mí.

Me gusta mucho leer, estudiar, pero sobre todo escribir. Escribir pone mi mente en orden, me ayuda de sobremanera a la hora de estructurar mis ideas. Es por esto quizá por lo que me gusta compartir por escrito en medios públicos conocimientos técnicos que he ido adquiriendo, sobre todo en lo que se refiere al trading y las finanzas. Hasta tal punto que también me he formado como periodista/redactor financiero.

José Miguel Bastida España

Siempre me ha llamado la atención el mundo financiero. Para mí era algo enigmático.De hecho en mi época dirigiendo la empresa me gustaba más centrarme en el aspecto financiero, bancario y administrativo. Mucho más que a las labores técnicas de producción, clientes y gestión de personal. No sé cómo explicarlo, pero prefería negociar una línea de crédito y planificar bien los costes que realizar una entrevista de trabajo o contratar un servicio de almacenaje.

El caso es que a la par de descubrir el funcionamiento del sistema financiero, fui descubriendo también el mundo de las inversiones y las finanzas personales. Casi sin querer me adentré en el trading. Creo que como la mayoría, mi entrada fue decepcionante. Perdí mi capital inicial (tan sólo eran 100 €, fijaos la idea que tenía yo del trading por aquel entonces) en una semana. Estaba claro que todavía no estaba preparado. Necesitaba más, necesitaba aprender bien.
José Miguel Bastida España

No se me cierran las puertas ante una dificultad y quise aprender la profesión, esta vez con calma y tomándolo muy en serio. Para ello estuve cuatro largos años mirando gráficos, leyendo libros, asistiendo a cursos y haciendo contactos.

Sobre todo disfrutaba mucho al leer a los grandes inversores de principios del siglo XX, aprendí mucho de su estilo. Hoy en día marcan mi operativa. Sus consejos y experiencia me guían en mis inversiones.

Un buen día, mi cabeza hizo una especie de "click" (no para volverme loco) y de repente los gráficos hablaban, sabía interpretar las noticias, los datos fundamentales y además sabía gestionar el riesgo. Fue una cosa repentina. Tras mucha preparación y mirando evolución diaria de las gráficas comprendí el funcionamiento de los mercados. Justo lo que se referían los grandes operadores antes mencionados.

Aún así, en la bolsa nadie está libre de cometer errores. Por supuesto que las cosas a veces no salen como uno quiere y todos los traders tienen malas rachas. El que no se equivoca es porque simplemente no invierte. 

Debía ponerme a prueba, y comencé de nuevo. Tuve una evolución lenta pero segura, sobre todo porque práctico un trading tranquilo, a corto y medio plazo, no hago intradía simplemente porque no encaja con mi estilo de inversión. Soy muy conservador y no me gusta el trading electrizante. Prefiero analizar y tomar decisiones con calma.

Adoro el trading por la sencilla razón del reto intelectual que supone el enfrentarse a los mercados y diseñar estrategias de inversión.

A lo largo de varios años entregándome en cuerpo y alma a aprender esta profesión he almacenado una biblioteca entera de conocimientos y experiencia que estoy dispuesto a compartir. Mi profesión principal es la redacción y periodismo económico y financiero independiente, dado que también me entusiasma escribir sobre finanzas.

El trading es algo que está íntimamente vinculado a mi trabajo de redacción y periodismo financiero, sin hacer trading, no podría escribir sobre trading. Lo mismo sucede en sentido contrario; el estar informado para escribir, tanto de actualidad, opinión y análisis ayuda mucho a la hora de realizar mi operativa. Sobre todo la claridad que me aporta el escribir.

A fin de cuentas, no pierdo contacto con los mercados financieros y toda la información que utilizo para una cosa me sirve para la otra (y viceversa).

Lo cierto es que amo ambas actividades y he tenido la suerte de fusionarlas en una. Escribir sobre finanzas. Todo un sueño hecho realidad.

Mi objetivo es transmitir lo bonito pero lo difícil de esta profesión porque creo que está en juego más que el capital de una persona. Las pérdidas siempre tienen que estar controladas. En realidad, si controlas las pérdidas, puedes dedicarte a esto toda tu vida.  Estas son unas de las mejores lecciones que he aprendido:

  • El rendimiento tiene que estar siempre ajustado al riesgo asumido. El riesgo debe ser medido y controlado. El capital disponible y el tope psicológico marcan el tamaño de la operación. Debes saber qué estás dispuesto a perder antes de plantear qué vas a ganar.
  • No marco objetivos exactos por operación. El primer año me conformaba con mantener el capital inicial. Ahora intento retornos anuales de dos cifras porcentuales.
  • Un duro golpe puede llegar en cualquier momento, mantente alerta siempre y evita la sobreexposición a un mercado. Los resultados positivos no deben entusiasmar, hay que mantener la frialdad. Los mercados pueden sorprenderte cuando menos te lo esperes.
  • No operar en contra de lo que digan los gráficos. Aunque debes plantear una hipótesis previa de la situación fundamental.
  • Tu nivel psicológico debe ser el mismo que un deportista de alta competición.

Son sólo unos ejemplos, estoy aquí porque tengo intención de poner encima de la mesa lo verdaderamente relevante sobre los mercados, la situación económica, los intermediarios financieros y cuestiones formativas sinceras que la experiencia me ha ido aportando.

La verdad sobre el mundo financiero está escrita aquí en fepix.com, una página independiente pensada para amantes de las inversiones y la planificación financiera. ¿Estás dispuesto a construir tu patrimonio?

 

Muchas gracias y os animo a que sigáis visitándome.


José Miguel Bastida España