Miércoles 13 Noviembre 2019

FEPIX.com. Aprenda toda la verdad sobre los mercados financieros. 

Análisis de los mercados financieros (EUR/USD, DAX, GBP/USD, Petróleo Brent, IBEX 35)

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Crónica y análisis semanal de mercados financieros a destacar según los recientes sucesos en el plano político y económico (semana del 13 al 17 de mayo de 2019) …

El acontecimiento principal sucedido durante la semana pasada fue la ruptura de las negociaciones mantenidas para paliar el conflicto comercial existente entre Estados Unidos y China. En otras palabras, se esperan aranceles por un valor de 200.000 millones de dólares (unos 178.000 millones de euros), lo que supone una reacción por parte del gobierno chino, que anuncia contramedidas. La guerra continua y en estos casos nunca hay ganadores. Este hecho ha marcado el rumbo de los mercados financieros, a los que no les sienta bien la incertidumbre. Aunque también deberíamos sumar el agotamiento de la tendencia alcista, lo que los expertos llaman el “mal de altura”. Los índices bursátiles, tanto en Europa, Asia y Estados Unidos sufrieron unas caídas del orden del 3%. Lo único que puede evitar la lateralización de un mercado tras una tendencia alcista es la aparición de nuevos estímulos, tal y como informan los analistas de Bankinter.

 

 

En este sentido, cabe la pena destacar que desaceleración no es sinónimo de recesión. En realidad, el único factor que puede llevarnos a pensar en una recesión es la cantidad de deuda privada existente. Sin embargo, no se dan el resto de condiciones necesarias, como por ejemplo podría ser un crecimiento económico insostenible o un consumo excesivo. De ahí la conclusión de los analistas en cuanto a que sencillamente estamos en una fase de ajuste, una corrección necesaria para la consolidación.

En cualquier caso, una vez aplazado el problema del Brexit, todas las miradas están puestas en los aranceles y el desarrollo de la disputa entre las dos principales potencias mundiales. La evolución de este asunto debe ser el foco de atención. Máxime cuando, tal y como informa Europa Press, durante esta semana, se espera la posibilidad de imposición de aranceles al sector automovilístico europeo por parte de Estados Unidos.

¿Qué nos aguarda esta semana? Repasemos el plano económico y los principales mercados que pueden verse afectados.

Agenda económica semanal

Entre las noticias económicas más relevantes en Europa durante esta semana se encuentra las encuestas ZEW de Alemania (martes). Se espera de ellas una mejora con respecto a abril (la encuesta ZEW de situación actual se prevé que se sitúe en los 5,6 versus los 5,5 del mes anterior, mientras que la encuesta ZEW de expectativas, según los expertos, puede avanzar desde los 1,9 puntos hasta los 5,0). Esto supondría un buen indicador de que la época de debilidad en Europa ha tocado su fondo y comienza la estabilización.

A lo largo de esta semana también tendremos publicaciones de inflación, concretamente el IPC en Alemania, España, Francia y la Eurozona. Los resultados que se obtengan pueden condicionar las políticas monetarias y añadir presión al Banco Central Europeo.

El miércoles está prevista la publicación del PIB de la Eurozona, junto con el dato de producción industrial. En lo referente al crecimiento, no se esperan cambios, la tasa de variación trimestral quedaría fijada en el 0,4% y la variación interanual se mantendría en el 1,2% (en caso de cumplirse las previsiones de los expertos).

Ese mismo día también se hará público el PIB de Alemania, en este caso sí se que se prevé un avance de cuatro décimas en relación con el trimestre anterior (recordemos que el PIB trimestral de Alemania arrojó una tasa del 0% en el cuarto trimestre de 2018, el país germano se situó al filo de la recesión técnica). La tasa anual de PIB quedaría en 0,7%, desde un 0,9%.

En cuanto a Estados Unidos, el índice de producción industrial cobrará un especial protagonismo (miércoles). La economía del país norteamericano crece a un ritmo del 3,2% (dos puntos por encima de la tasa de crecimiento de la Eurozona) y sus datos de empleo apoyan la robustez económica; ¿podrá mantenerse? El índice de producción industrial es un indicador pro cíclico, representa de forma adelantada el crecimiento y se espera que pase del 0,1% (abril) al -0,1%. Deberemos prestar atención a este indicador porque tiene un gran valor predictivo acerca de si la economía de Estados Unidos muestra signos de cansancio, más la factura pertinente del repetido conflicto comercial.

Así pues, las publicaciones de la encuesta manufacturera (Empire Manufacturero) y de la Fed de Filadelfia actuarán como apoyo. En concreto, los expertos prevén que el Empire Manufacturero retroceda hasta los 8,0 puntos versus los 10,1 de abril. En cuanto a la encuesta de la Fed de Filadelfia, hay previsiones de aumento (situándose en los 11,0 puntos desde los 8,5).

Por lo demás, en Estados Unidos tendrá lugar esta semana la publicación de las ventas minoristas y precios de importación. Dos datos importantes para valorar la incidencia de la guerra comercial, la cual impacta directamente sobre la evolución de los precios. Puede dar indicios acerca de cómo la inflación y, en última instancia, las posibles reacciones de la Reserva Federal (la cual anunció que está a la expectativa de la evolución económica antes de tomar decisiones).

Mercados financieros a destacar

Bonos

Debido a las tensiones expuestas, es decir, la vuelta a la incertidumbre por el reavivamiento del conflicto comercial, el mercado de bonos se ve favorecido, especialmente los bonos “refugio”. Se cumple la correlación inversa entre el mercado de renta fija y renta variable. La incertidumbre favorece a los valores refugio. Esta semana se deberá atender a la evolución, por tanto, del Bund alemán y los títulos norteamericanos (T-Notes).

Asimismo, el Bund alemán se sitúo la semana anterior en terreno negativo (cierre semanal con una TIR del -0,05%). En cuanto al Bono español a 10 años, cerró la semana con una TIR del 0,98%, con una variación semanal de -0,01 puntos. Mientras que el T-Note de Estados Unidos acabó con una TIR del 2,43%.

Los spreads de los bonos periféricos europeos aumentaron debido a la renovada situación de intranquilidad. Los títulos griegos e italianos han visto aumentada su rentabilidad (10 y 20 puntos básicos respectivamente).

EUR/USD

Los aranceles son la preocupación de las divisas durante esta semana. La presión de la guerra comercial puede afectar a Europa y, por supuesto, a su divisa. Si finalmente se lleva a cabo el aumento de los aranceles al viejo continente, el euro se verá resentido. En caso de que no se produzca este hecho, se debería ver un movimiento favorable al euro.

 

Cotización spot de par EUR/USD en gráfico de velas diarias (Fuente: ProRealTime)

Este par de divisas se encuentra inmerso en un patrón de cuña bajista (pudiendo indicar agotamiento de la tendencia), por lo que, a priori, la tendencia estructural sigue siendo bajista. Si nos trasladamos al corto plazo, tras su mínimo en los 1,1111 del viernes 26 de abril (estamos ante un mínimo anual), inició una tendencia alcista menor, cuya próxima resistencia se encuentra en los 1,2633. El foco de atención debe centrarse a la ruptura de la directriz de tendencia alcista de corto plazo.

Podríamos estar ante un triángulo alcista en el corto plazo, sólo queda ver si se completa el patrón superando la resistencia. En caso de hacerlo, el cambio tiene un potencial de subida hasta la zona de los 1.1419; rompiendo la cuña de largo plazo a la que hacíamos referencia y alcanzando zonas coincidentes con resistencias anteriores.

DAX 30

Por el mismo motivo indicado anteriormente (los posibles aranceles) el selectivo alemán se convierte en uno de los mercados de referencia esta semana. La anterior se dejó por el camino un -2,8% y cerró en los 12.059,83 puntos.

 

Gráfico diario del DAX 30 (Fuente: ProRealTime)

Lo cierto es que este declive era, en cierto modo, necesario. El índice se encontraba en niveles de sobrecompra, mostrando lo que comentábamos en la cabecera de esta crónica acerca del mal de altura (la valoración es limitada, una subida vertical debe tomarse un respiro; las bolsas han corrido mucho en un corto espacio de tiempo, con una revalorización del 15% en Europa). Ahora, el índice se encuentra en la directriz que da soporte al canal alcista iniciado en diciembre de 2018. Por lo que podemos afirmar que la cotización está en una zona crítica (además, coincidente con la media las últimas 50 sesiones bursátiles.

Las caídas de la semana anterior se han producido con un aumento del volumen. La ruptura del canal podría suponer una caída que llevaría la cotización hasta los 11.611,92 puntos; e incluso hasta los 11.357 puntos (estos son los dos soportes más inmediatos). Si el precio rebota, podríamos esperar a que llegue de nuevo a la parte alta del canal; en caso contrario, mostraría debilidad en el mercado de renta variable.

EUR/GBP

No se producirá la moción de confianza a Theresa May por parte del Partido Conservador. Además, se siguen buscando alternativas al plan de salida de la Unión Europea. Hasta la fecha, ninguna opción ha conseguido mayoría en la Cámara de los Comunes. El Reino Unido deberá acudir a las elecciones al Parlamento Europeo (23 de mayo), a pesar de que se espera que el asunto quede resuelto antes de julio, cuando se producirá la toma de posesión de los parlamentarios.

Así pues, no podemos descartar ningún escenario, tan siquiera un nuevo referéndum o incluso unas elecciones anticipadas. La libra sigue siendo una divisa sensible hasta que el problema del Brexit no se encuentre zanjado. La fortaleza o debilidad de esta divisa se refleja mejor en su cruce con el euro, por lo que este par tiene relevancia hasta que el Bexit quede en el olvido y se reduzca la incertidumbre.

 

Cotización del par EUR/GBP en gráfico de velas diarias (Fuente: ProRealTime)

Por lo pronto, el euro cotiza frente a la libra en un rango, el cual no ha sido capaz de superar al alza en el último intento. Encontrándose con la resistencia de 0,8681. La ruptura de esta resistencia haría entrar de nuevo a el tipo de cambio en otro rango de temporalidad superior, pudiendo situarse en la zona de 0,8868. Debemos destacar que el indicador de fuerza relativa (RSI) muestra unas ligeras divergencias alcistas.

Por el contrario, el soporte se encuentra en los 0,8493. Una ruptura de este soporte podría hacer mover el cambio a la baja hasta el potencial objetivo de los 0,8312.

Petróleo Brent

Entrando en el campo de las materias primas, las cuales se ven plenamente afectadas por la situación geopolítica existente, destacamos el crudo de Brent debido al aumento de la tensión en Oriente Medio. Nuevas sanciones al régimen iraní por parte de Estados Unidos y el envío de un portaviones norteamericano al Golfo Pérsico han hecho reavivar el fuego.

En concreto, las sanciones impuestas han sido sobre las exportaciones de acero, hierro, aluminio y cobre. Las reacciones de Irán no se han hecho esperar y anuncian la recuperación de su programa nuclear y volver a producir uranio. Asimismo, mantiene comunicaciones con Europa, con motivo de insistirles en que ignoren las sanciones de Estados Unidos.

Por supuesto, la situación de Europa es delicada. Por una parte, deben defender sus intereses económicos y comerciales con Irán, sin embargo, esto tendría como consecuencia una posible enemistad con Estados Unidos. Justo en el momento en el que pueden ser aplicadas medidas proteccionistas que afectarían al sector del automóvil y hasta pudiendo extenderse a otro tipo de productos, como los aeronáuticos y alimenticios.

Una imposición dura de aranceles a Europa pondría en riesgo la reciente recuperación económica vivida, la debilidad se volvería a hacer patente. A lo que debemos añadir la incertidumbre política (elecciones al Parlamento Europeo) y el problema del Brexit. De hecho, las estimaciones de crecimiento para el viejo continente se han revisado a la baja, tanto por el Fondo Monetario Internacional (FMI) como por la Comisión Europea (esta última arroja un dato de crecimiento del 1,2% en 2019 y el 1,5% en 2020).

Sea como fuere, la cuestión no es otra que el precio del crudo se ve afectado por todos estos problemas que están sucediendo en la esfera política mundial, con países de Oriente Medio directamente involucrados.

 

Cotización del Crudo de Brent en gráfico de velas semanales (Fuente: ProRealTime)

El barril de Brent ha mantenido una pronunciada tendencia alcista desde el 24 de diciembre de 2018 (coincidiendo con el rebote producido en los mercados bursátiles). Se ha llegado a revalorizar un 52,68% y alcanzó la cotización de los 75,09 dólares. Los mercados financieros suelen descontar los acontecimientos y es probable que el precio, a pesar de no haber agotado su recorrido alcista, se tome una pausa (recordemos lo expuesto en cuanto al mal de altura); incluso a pesar de que el indicador RSI no ha llegado a situarse en niveles de sobrecompra en gráficos semanales. El rally se ha producido con un aumento de volumen, lo que indica que ha estado apoyado por la demanda.

De romperse la directriz de tendencia alcista marcada, junto con la media de 50 semanas (aproximadamente un ejercicio económico), el precio tiene dos zonas de soporte a considerar. La primera, viene determinada por el nivel 38,2% Fibonacci y se establece en los 65,19 dólares. De ser superada, el precio puede retroceder hasta los 62,14 dólares (50% Fibonacci).

IBEX 35

 No podíamos dejar de hacer referencia al selectivo nacional. El IBEX 35 también se encuentra en plena fase correctiva. 

Gráfico diario del Ibex 35 (Fuente: ProRealTime)

Observamos un pequeño rango de distribución en la zona de los 9.410 – 9.380 puntos. Una vez superado el rango a la baja, concretamente el pasado 6 de mayo (además con un gap), el mercado se encuentra pleno retroceso. El próximo soporte se encuentra en los 8.937 puntos (50% Fibonacci). El indicador RSI se encuentra en el límite de sobreventa.

 

 

Aviso Legal

Los datos, opiniones, estimaciones, previsiones y recomendaciones contenidas en este artículo se proporcionan únicamente con fines informativos. No constituyen un servicio de asesoramiento de inversión. Deben, por tanto, no ser tratados como una recomendación personal para el inversor y, en ningún caso, como una oferta de compra, venta, suscripción o negociación de valores o de otros instrumentos. El inversor debe ser consciente de que los valores o instrumentos mencionados en este artículo pueden no ser adecuados para sus objetivos de inversión o situación financiera, por lo que el inversor deberá adoptar sus propias decisiones de inversión. Se deberá tener en cuenta que la evolución pasada de los valores e instrumentos, así como los resultados pasados de las inversiones no garantizan la evolución o resultados futuros.

 

También te puede interesar:

José Miguel Bastida

 

 

 

 

 

 

@publi_bastida

 

Aviso

Los CFD son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. Entre el 74-89% de las cuentas de inversionistas minoristas pierden dinero al negociar CFDs. Debe considerar si entiende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse el lujo de arriesgarse a perder su dinero