Martes 20 Noviembre 2018

FEPIX.com. Aprenda toda la verdad sobre los mercados financieros. 

Cómo gestionar el riesgo al invertir: El coste de oportunidad

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

El coste de oportunidad (o riesgo de precio) es la rentabilidad que un inversor deja de recibir por haber hecho una elección de invertir dinero en un activo…

José Miguel Bastida

 

 

Cuanto mayor sea el vencimiento de este activo, mayor será el riesgo de precio que tiene. Veamos el por qué.

¿Qué es el coste de oportunidad en la inversión?

El coste de oportunidad también es llamado el riesgo de precio. Se trata de que cuando un inversor adquiere un título valor, ese capital lo tiene comprometido y puede perder otra alternativa de inversión más rentable.

El rendimiento o tasa de interés debe ser comparado con los rendimientos de inversiones que se dejaron de adquirir constituye lo que se denomina el riesgo de precio.

 El efecto del plazo en el coste de oportunidad

El riesgo de precio o coste de oportunidad está íntimamente relacionado con el plazo de tiempo. Las inversiones a más corto plazo tendrán un riesgo menor puesto que si hemos tomado la decisión incorrecta podremos corregir antes. Invirtiendo de nuevo en el título que sea más favorable a nuestros intereses.

Por el contrario, un título valor de largo plazo involucra un coste de oportunidad (o riesgo de precio) mayor. Porque habrá que esperar al vencimiento del título o bien acudir a un mercado secundario para venderlo (asumiendo el riesgo de liquidez y riesgo de fluctuación en el mercado).

Normalmente, si el paradigma cambia y por consiguiente se producen nuevas oportunidades de inversión en otros activos, los títulos que tenemos en cartera se devaluarán. Por el motivo que existen otros títulos más rentables. Cuanto mayor sea el plazo del título más sensible es a estos cambios.

Gestión de riesgos para invertir: Coste de oportunidad

Ejemplo

Si por ejemplo adquirimos un Bono a 10 años con una tasa de interés del 4%. En esos momentos la inflación se sitúa al 1%. Por lo que el inversor tiene un rentabilidad real del 3%.

En esos momentos es una buena inversión. Las otras alternativas ofrecen unas condiciones similares si las ajustamos al riesgo que se asume.

Si transcurridos dos años la inflación se sitúa al 3%. La rentabilidad real del inversor bajará al 1%. En ese preciso instante comienzan a salir al mercado Bonos a 10 años al 6% y nuestra inversión ha perdido atractivo.

El riesgo de precio hace que estemos perdiendo una rentabilidad de un 2% (en términos nominales y reales) porque podríamos colocar nuestros ahorros en los nuevos Bonos y obtener una mayor rentabilidad.

¿Qué podemos hacer? Acudir al mercado secundario y vender estos Bonos que tenemos en cartera, con intención de utilizar ese mismo capital para invertir en los de mayor rentabilidad. Así eliminar el riesgo de precio (o coste de oportunidad).

¿Qué pasará? Lo más probable es que los Bonos que queramos vender estarán devaluados en el mercado porque muchos inversores estarán vendiéndolos por los mismos motivos que nosotros. Existe una gran cantidad de oferta en el mercado, mientras que la demanda no se producirá hasta que se alcance un precio que equipare en términos de rentabilidad a los Bonos recién salidos.

Por consiguiente deberemos vender estos títulos más baratos. Sea como fuere, seremos alcanzados por el riesgo de precio.

Por este motivo un Bono a 10 años tiene más rentabilidad que una Letra del Tesoro o un Pagaré de Empresa a 12 meses. Por que presenta un mayor coste de oportunidad.

El riesgo de precio o coste de oportunidad

También te puede interesar:

José Miguel Bastida España

Aviso

Los CFD son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. Entre el 74-89% de las cuentas de inversionistas minoristas pierden dinero al negociar CFDs. Debe considerar si entiende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse el lujo de arriesgarse a perder su dinero