Sábado 18 Agosto 2018

FEPIX.com. Aprenda toda la verdad sobre los mercados financieros. 

Análisis técnico del DAX 30 – Europa bajo amenaza (junio de 2018)

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Hay un aspecto que llama la atención en el DAX 30: La divergencia en el RSI que se ha producido en el gráfico mensual. Se hace preciso un análisis técnico más detallado para contrastar esta señal de mercado.

Esta es en concreto la divergencia en el RSI que nos sirve de base para este análisis. En contraste con los últimos sucesos de índole político-económico:

 

 

Gráfico mensual DAX 30

Gráfico mensual del DAX 30, divergencia en el RSI... posible señal de giro de mercado

(Fuente: prorrealtime.com)

 

Recordemos que una señal es más fiable cuanto mayor sea la temporalidad en que sucede. En este caso, y por el mismo motivo, podríamos afirmar que nos encontramos ante una potente señal. Esta señal, que nos avisa de un posible giro de mercado, contrasta perfectamente con los últimos acontecimientos políticos que pueden hacer temblar a la renta variable europea. Apoyaremos la teoría con un análisis técnico más completo del DAX. Definiendo un posible escenario que puede darse y una zona objetivo de caída si la divergencia es válida y la teoría correcta.

Comenzamos con este análisis del DAX 30 y de la situación europea en general...

José Miguel Bastida

 

Las amenazas hacia el viejo continente

Nunca se pueden realizar unos planes exactos cuando en el aire flota la amenaza política. Esto es lo que exactamente sucede en Europa.

Italia

Comenzando por Italia, donde existe un riesgo que puede afectar a la estabilidad de la eurozona. El país transalpino vivió unas elecciones el pasado 4 de marzo, fecha en la cual dos partidos populistas (uno de izquierdas y otro de derechas) alcanzaron en su conjunto el 50% de los votos. ¿Qué tienen en común estos dos partidos? Ni más ni menos que presentan una posición abiertamente contraria al euro. En otras palabras, existe un riesgo de ruptura de la Unión Monetaria al formar coalición.

Italia se encargaría de abrir un proceso de ruptura de la Unión Europea. Después, puede sentar un precedente para otros países que quieran emular esta decisión.

El pasado día 1 de junio tomaba posesión de su cargo como nuevo primer ministro de Italia Guiseppe Conte, junto con los ministros de dicho Gobierno de coalición entre el Movimiento 5 Estrellas y la Liga. Cerrando así la primera parte de la crisis política italiana: la formación de un Gobierno. Ambos partidos que constituyen la coalición cuentan con mayoría en cada una de las cámaras del sistema político italiano.

No obstante, el economista Paolo Savona, vetado por Sergio Matarella (presidente de la república italiana) como ministro de Economía, ocupará la cartera de Asuntos Europeos (esta cartera apenas tiene competencias).

Esta situación de tensión ante un crecimiento del euroescepticismo, que podría causar un cisma en la eurozona, ya fue vivida hace un año con las elecciones presidenciales francesas y el 35% de los votos alcanzados por el Frente Nacional de Marine Le Pen en la segunda vuelta.

España

Por otra parte, el caso español es totalmente distinto. La crisis política no es comparable a la italiana debido a que no existe un verdadero riesgo para la continuidad de una Europa unida. En un principio el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) no está considerado como un partido antieuropeísta. De hecho, fue este mismo partido el que introdujo a España en la Unión Europea.

El nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, también ha lanzado un mensaje de tranquilidad a los inversores al intentar tomar los Presupuestos Generales del Estado del Gobierno saliente. Dichos Presupuestos han sido aprobados por Bruselas.

La Comisión Europea concluyó el pasado 23 de mayo que los Presupuestos Generales del Estado de 2018 cumplen con las reglas fiscales comunitarias “en términos generales”. Ahora bien, exige atención al déficit fiscal. El presupuesto ha sido avalado con reservas.

Las últimas señales que filtra la prensa española giran en torno a la formación del Gobierno. En este sentido el nuevo presidente también está lanzando señales de calma con la asignación de sus carteras ministeriales.

No obstante, cabe la pena pensar en la presión que puedan ejercer sobre el Gobierno del PSOE los demás partidos políticos que apoyaron la reciente moción de censura al Gobierno anterior, algunos verdaderamente peligrosos para el orden constitucional. ¿Cederá Pedro Sánchez ante las presiones? ¿Existe algún pacto oculto? ¿Podrá gobernar el PSOE con una clara minoría parlamentaria sin llegar a acuerdos políticos que pongan en riesgo la unidad española? Estas preguntas están todavía sin resolver, solo el tiempo puede confirmarlo.

Los aranceles de Trump

Por si Europa no tuviese suficiente con los riesgos internos, El Departamento de Comercio de Estado Unidos anunció el pasado 31 de mayo la intención de suspender las exenciones a los aranceles a las importaciones de acero y aluminio de la Unión Europea, Canadá y México.

A pesar de todos los esfuerzos de Europa, no ha sido posible que el Gobierno de Donald Trump cese en su programa proteccionista.

Esta serie de medidas arancelarias pueden suponer una contraofensiva por parte de la Unión y el inicio de una guerra comercial entre ambas potencias. Por lo pronto, exportar a Estados Unidos acero y aluminio conlleva un sobrecoste de un 25% y 10% respectivamente.

No parece lógico que el Gobierno de Donald Trump haya hecho oídos sordos a las peticiones, ofertas y demás intentos de acuerdo por parte de las instituciones de la UE. Las tarifas, impuestas de forma unilateral, no tienen justificación y van en contra de las normas impuestas por la Organización Mundial del Comercio.

Por su parte, Estados Unidos busca una justificación alegando un exceso de capacidad en el sector siderúrgico. Para los dirigentes de la UE tan sólo significa “proteccionismo puro y duro”.

Este nuevo escenario político-económico entre las dos potencias a ambos lados del Atlántico puede hacer mucho daño al DAX y a la renta variable europea en general.

Análisis del DAX 30

El DAX 30 se encuentra en una clara tendencia alcista estructural de largo plazo, que comenzó en marzo de 2009.

Gráfico semanal DAX 30, tendencia estructural

Gráfico semanal del DAX 30, tendencia alcista estructural

(Fuente: prorealtime.com)

 

El último impulso alcista de esta tendencia se inició desde los 8.700 puntos en febrero de 2016, unos meses antes que en otros mercados europeos (por ejemplo, el Ibex 35 no hizo el mínimo hasta junio, cuando se produjo el referéndum que dio origen al Brexit). El precio alcanzó un máximo de mercado (13.500 puntos). Tras un amago de corrección, el mercado trató de hacer un nuevo máximo en enero de este 2018; dejando un doble techo en el gráfico justo en la zona de los 13.500 – 13.590 puntos. En este momento, es cuando se produce la primera divergencia en el RSI en el gráfico semanal.

La caída posterior se corresponde con la volatilidad importada de los mercados norteamericanos en febrero, esta potente caída (con volumen) rompe la directriz acelerada de todo este impulso iniciado en 2016 y el precio se detiene justo en los 11.726 puntos, un 38,20% Fibonacci de todo el impulso anterior. Dejando en este punto el último mínimo y configurando un soporte importante. 

Gráfico semanal DAX 30, divergencia y hombro - cabeza - hombro

Gráfico semanal del DAX 30, divergencia en el RSI y posible formación de un H-C-H

(Fuente: prorrealtime.com)

 

El pasado mes de abril comienza un nuevo tramo alcista desde esta zona, sin embargo, este movimiento puede ser interpretado como un pullback a la directriz alcista acelerada que fue rota durante las últimas caídas de febrero. El movimiento alcista parece perder fuerza. El mercado se está comenzando a girar a la baja, ¿puede ser esto una simple corrección de grado menor o puede ser una nueva caída?

La pregunta va más allá, ante las amenazas que afectan a la renta variable europea, con el DAX como uno de los índices que mejor la representa, ¿podrá estar dibujando este mercado un patrón de Hombro – Cabeza – Hombro?

Si el precio continúa descendiendo hacia el soporte marcado en la zona de los 11.700 puntos y consigue romperlo, el objetivo potencial de caída quedaría en la zona los 10.000 puntos.

La pregunta puede formularse de otro modo: ¿Ante la situación delicada que sufre Europa, podrá el DAX caer hasta los 10.000 puntos? Esta teoría está apoyada por la divergencia que existe en el RSI en el gráfico mensual, a la cual hacíamos referencia al comienzo de este artículo.

gráfico semanal del DAX 30, zona objetivo si se confirma el escenario

Gráfico semanal del DAX 30, zona objetivo en caso de validarse la teoría y conformar el H-C-H

(Fuente: prorealtime.com)

 

Hay un aspecto más, que no deja de ser importante, si el DAX al final completa el patrón chartista que se está formando y cae hasta la zona objetivo, rompería la directriz alcista estructural.

¿Podríamos estar ante el inicio de una caída de la renta variable europea? Por lo pronto sólo tenemos una señal técnica y un escenario político-económico algo complicado. Suficiente para hacer una previsión de un posible escenario, pero insuficiente como confirmación de entrada en el mercado.

Por lo pronto deberíamos extremar la atención si el índice se acerca hacia la zona de soporte, definida por los dos últimos mínimos. Si perdiese ese soporte, tendríamos un objetivo de cortos. Si completa el patrón, las implicaciones bajistas están servidas. De momento, la divergencia en el RSI observada en el gráfico mensual es una señal primaria de alerta.

Recordemos que esto es tan sólo un posible escenario, el mercado es soberano y tiene la última palabra.

También te puede interesar:

José Miguel Bastida

 

Aviso

Recuerde que los CFD son un producto apalancado que puede resultar en la pérdida íntegra de su capital. Asegúrese de que entiende perfectamente los riesgos que conlleva