Viernes 21 Septiembre 2018

FEPIX.com. Aprenda toda la verdad sobre los mercados financieros. 

El Mercado Alternativo Bursátil (MAB)

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

El Mercado Alternativo Bursátil está diseñado para que puedan cotizar las pequeñas y medianas empresas. En ocasiones es interesante invertir en una de estas compañías con alto potencial de crecimiento.

Es un mercado secundario más dentro del sistema bursátil español (véase: Como funciona la bolsa española).  También es propiedad de Bolsas y Mercados Españoles (BME). El Mercado Alternativo Bursátil se creó para negociar acciones de pequeñas empresas que no pueden acceder a cotizar en Bolsa por no cumplir los requisitos exigidos.

 

 

El Mercado Alternativo Bursátil

Hace unos años, la quiebra de Gowex (una compañía que cotizaba en este mercado) lo puso en el punto de mira de los inversores. Esta compañía presentaba sus cuentas falseadas y se acusó a los organismos reguladores de una falta de control en este mercado.

¿Qué es el Mercado Alternativo Bursátil?

El Mercado Alternativo Bursátil fue creado en el año 2005 como un sistema de financiación de las SICAV,s (Sociedades de Inversión de Capital Variable. Son como un fondo de inversión con personalidad jurídica propia). Después se fue ampliando a entidades de capital riesgo y a empresas en proceso de expansión.

Hemos tratado los requisitos de admisión a cotización que impone la Ley del Mercado de Valores y que supervisa la CNMV (¿Pueden cotizar en Bolsa todas las empresas?). Observando tales requisitos, se puede deducir lo dificultoso que para una pequeña y mediana empresa el acceso a cotizar en una Bolsa de Valores.¿Pueden cotizar en Bolsa todas las empresas?

Puesto que las PYME,s en España representan un alto porcentaje de Producto Interior Bruto (PIB) se hace necesario un mecanismo para que puedan captar financiación. De este modo se creó el MAB, que permite a las empresas que tengan un buen proyecto de expansión a que cuenten con medios para financiarse, así como obtener publicidad y prestigio.

Se trata de un mercado organizado, supervisado por la CNMV y tiene una regulación específica.

Se ofrece un sistema de contratación distinto y adaptado a las empresas que cotizan en el mismo. Las cuales se caracterizan por tener una reducida capitalización bursátil (véase para comprender el concepto de capitalización bursátil: ¿Cómo se interpreta el valor de una acción?).

Como se deducirá, las acciones del MAB tienen un volumen de contratación menor. En cualquier caso, gracias a este mercado, el pequeño inversor puede acceder a ellas en unas mejores condiciones de seguridad y liquidez.

Condiciones de acceso al MAB

Según Bolsas y Mercados Españoles BME:

“Es imprescindible que, las acciones de las que sean titulares accionistas con porcentajes inferiores al 5% del capital social, representen un valor estimado superior a dos millones de euros. En muchas ocasiones, las empresas que inicialmente no cumplen este requisito, lo alcanzan gracias a la colocación o venta previa de acciones que realizan con motivo de su incorporación al mercado.”

Es decir, se requieren 2 millones de euros de capitalización para acceder, aunque si no se tienen se pueden conseguir mediante la colocación de acciones.

Otra cosa distinta es que el banco  que se encarga de la colocación de acciones rechace proyectos inferiores a aproximadamente 10 millones de euros de capitalización.

Deben ser sociedades anónimas, pueden ser españolas o sociedades extranjeras. No se exige un período mínimo de antigüedad desde la constitución de la sociedad (período de vida de la empresa). Pueden acceder empresas recién creadas, pero que ya se encuentren en funcionamiento.

Tampoco es necesario que hayan tenido beneficios en los años anteriores. En contraposición deben presentar un plan de negocio de expansión. Lo que realmente se tiene en cuenta para permitir su entrada al mercado son sus expectativas en cuanto a crecimiento, no los beneficios pasados ni los presentes.

Deben tener un nivel de transparencia, presentar información periódica de sus cuentas y designar un Asesor Registrado que les acompañe en el proceso de salida al parqué del MAB. Además deben contar con la figura de un Proveedor de Liquidez que facilite la negociación de sus acciones.

Financiación en el MAB

¿Cómo se negocia en el Mercado Alternativo Bursátil?

El sistema de contratación que se utiliza en el MAB es el conocido como “fixing”. En esta modalidad, la oferta y la demanda se emparejan tan sólo en dos períodos a lo largo del día. El primero de ellos es a las 12:00 horas y a las 16:00 horas tiene lugar el segundo.

Esto da lugar a que la jornada se divida en dos períodos, el primero desde la apertura (a las 08:30 horas es la subasta de apertura, a las 09:00 horas es la apertura oficial) hasta las 12:00 horas. El segundo desde las 12:00 horas hasta las 16:00.

Durante estos períodos temporales se introducen órdenes de compra y de venta (véase: Entendiendo la oferta y la demanda en los mercados), pero no se emparejan los precios, las órdenes quedan registradas y a la espera. Cuando llega la hora de realizar el “fixing”, se emparejan todas las órdenes.

El segundo período (desde las 12:00 horas hasta las 16:00 horas) sirve de subasta de cierre. A las 16:00 horas se da a conocer el precio de cierre.

Sin embargo, la CNMV puede decidir si algún valor puede tener un período de mercado abierto. Según las condiciones que presente dicha acción.

La cotización de las empresas pequeñas suele tener unas mayores fluctuaciones. Esto se debe a la falta de volumen en su contratación. Pueden ser interesantes para tradearlas por este motivo.

José Miguel Bastida