Martes 20 Noviembre 2018

FEPIX.com. Aprenda toda la verdad sobre los mercados financieros. 

Finanzas personales: El presupuesto II

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Comenzaremos a sentar las bases para hacer un buen presupuesto. La importancia de esta herramienta en la gestión de nuestras finanzas personales es comparable a la importancia de un bisturí para un cirujano.

Hoy aprenderemos cómo empezar a elaborar nuestro presupuesto. El resto es sólo determinar nuestras necesidades de consumo y priorizar las partidas de gastos; organizarlas y reajustarlas. También tenemos la opción de aumentar los ingresos (en otros artículos veremos cómo). Todo esto, plasmado en nuestro presupuesto, nos dará el control sobre nuestras finanzas personales.

 

 

¿Cómo comenzar a hacer un presupuesto?

En principio tendremos que pensar en los gastos más básicos, aquellos de los que no podemos prescindir. Me refiero a los estrictamente necesarios (hipoteca, luz, agua, teléfono, etc.). Está claro que si no atendemos a estos gastos nuestro nivel de vida rozaría el umbral de la pobreza. Precisamente a estos gastos y no otros me refiero.

Finanzas personales, el presupuesto

Aunque parezca increíble, la mayoría de la gente no tiene contabilizados estos gastos. Simplemente deberemos buscar facturas y movimientos en nuestra cuenta bancaria de los últimos 6 meses. Después anotar en una hoja los gastos mensuales que nos permiten vivir.

Digamos que es cómo la primera parte de nuestro presupuesto. Podríamos denominarlo el “presupuesto básico” o “presupuesto primigenio”.

Después se completará con los demás gastos, que son importantes, pero no son necesarios para vivir. En principio deberemos tener muy presentes estos gastos de primera necesidad.

¿Cómo utilizar el presupuesto básico?

Este presupuesto tiene reflejado un dato importante para la gestión de nuestras finanzas personales: El coste de nuestra vida. Esto es lo que nos cuesta vivir satisfaciendo las necesidades de consumo más básicas.

Con esta suma de gastos comenzaremos a manejarnos. ¿Qué pasaría si perdiésemos el empleo? La respuesta es que necesitaremos esa suma de dinero mensual y tendremos que conseguirlo por otras vías. El coste de nuestra vida es la cantidad que debemos prever y proteger en primera instancia.

Deberemos ahorrar esa suma entre 3 y 6 veces, para conseguir entre 3 y 6 meses de solvencia económica ante cualquier eventualidad que nos deje sin ingresos mensuales.

Sin darnos cuenta hemos definido un concepto importante, nuestras necesidades de ahorro básicas. A partir de la suma de 6 veces nuestros costes mensuales más básicos podremos realizar otro tipo de ahorro. De momento este será considerado como nuestras “reservas”.

Elaborar y utilizar el presupuesto

¿Cómo completar el presupuesto?

Hay que incluir una partida mensual en el apartado de gastos para dotar de fondos a este ahorro básico. Una partida de “reservas”. Podemos destinar una cantidad fija o un porcentaje de nuestros ingresos.

No conviene obsesionarse con esto. Ya explicamos que el presupuesto es una herramienta de liberalización económica, no debe ser opresiva. En caso de pensar lo contrario, dejaremos de lado el presupuesto y por consiguiente habremos perderemos el control de nuestras finanzas personales.

Después podremos jugar, priorizar y variar las diferentes categorías de gastos (una vez hayamos definido nuestras necesidades de consumo); así como buscar fórmulas de ahorro o incluso de aumentar nuestros ingresos (hoy en día con el mundo del teletrabajo online es más fácil de lo que parece). Sin embargo nuestro presupuesto básico permanecerá inalterable y podremos asignar a esta categoría de gastos una máxima prioridad. Suelen ser gastos fijos mensuales.

Con este ejercicio tan sencillo hemos dado un paso más (y muy importante) en la gestión financiera personal. En realidad, sabiendo cómo hacerlo y sin llegar a obsesionarse para que no nos resulte incómodo, las finanzas personales están a nuestro alcance. El presupuesto es nuestra primera arma.

También te puede interesar:

 José Miguel Bastida España