Viernes 3 Abril 2020

FEPIX.com. Aprenda toda la verdad sobre los mercados financieros. 

Tipos de órdenes al bróker

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Para comprar y vender en los mercados financieros es necesario dar una serie de órdenes a nuestro bróker. Veremos cuáles son y de qué tipo para poder operar con éxito.

Básicamente existen tres tipos de órdenes para operar en los mercados. Es necesario saberlas puesto que sobre ellas se basa la negociación de activos. Las órdenes pueden ser de mercado, limitadas o por lo mejor. No obstante, existen condicionantes aplicables los tres tipos de órdenes básicas.

 

 

Pueden lanzarse de forma presencial ante nuestro intermediario, telefónicamente o bien telemáticamente a través de Internet en una plataforma de negociación que nos proporcionará el propio intermediario.

Órdenes para negociar en los mercados

Órdenes de mercado

Estas órdenes se ejecutarán al precio de contrapartida que haya en ese preciso instante. Entraremos o saldremos del mercado (comprando o vendiendo) al precio que marque el mercado.

La orden se ejecutará al mejor precio de contrapartida existente.  El riesgo viene dado en que no se controla el precio al cual se ejecutará la orden.

Por ejemplo, si se quiere comprar un paquete de 1.000 acciones de Telefónica y se lanza una orden de mercado.

Se ejecutará por el precio al cual existan órdenes de venta, hasta que se acabe la contrapartida y pasará al siguiente precio en el cual existan órdenes de venta para completar nuestra orden. Así sucesivamente, sin importar si el precio nos es más desfavorable. Con la venta sucedería exactamente lo mismo.

Si Telefónica cotiza a 8,30 y existe en el sistema una orden de venta por un paquete de 500 acciones a 8,31 compraremos a ese precio, puesto que es nuestro mejor precio de contrapartida en ese momento. Para poder comprar las 500 acciones restantes, una vez agotada la oferta existente a 8,31 se ejecutarán a 8,32 si existe un paquete de 500 acciones a la venta a ese precio.

Cada ejecución parcial de la orden a precios distintos puede suponer una operación distinta. Pudiendo aumentar los costes operativos para el inversor en concepto de comisiones cobradas por el bróker.

Este tipo de órdenes son útiles cuando el inversor tiene interés en realizar la operación a toda costa sin importarle demasiado el nivel de precio obtenido. Para volúmenes pequeños no debe suponer tanto problema, porque es más probable que haya contrapartida a un precio muy similar al de cotización en el preciso instante.

Órdenes limitadas

Este tipo de órdenes se introducen a un precio determinado, se indica a qué precio máximo se desea comprar o a qué precio mínimo se desea vender. La orden sólo se ejecuta si el mercado alcanza dicho precio, o un nivel de precios más favorable.

Volviendo al ejemplo anterior, si se quieren comprar 1.000 acciones de Telefónica y se introduce una orden limitada a 8,29 euros la acción, la orden quedará introducida y cuando la cotización alcance ese precio u otro inferior se ejecutará. Ni más ni menos que cuando tengamos contrapartida para ese precio.

Este tipo de orden implica la posibilidad de no ejecución si el precio no alcanza los niveles a los cuales se limitó la orden. También es posible una ejecución parcial si no existe contrapartida suficiente a un precio igual o inferior en la compra (o superior en la venta), quedando una parte de nuestra orden sin ejecutar.

La parte no ejecutada queda registrada a la espera de contrapartida al precio indicado o más beneficioso para el inversor. Este tipo de órdenes se utilizan para asegurar el precio, sin importar la agilidad en la operación.

Órdenes por lo mejor

Es similar a la orden de mercado, se introducen sin precio y la negociación se produce al mejor precio de contrapartida que exista en el momento en que se lanzan. Si no hay suficiente volumen de contrapartida para ejecutar nuestra orden de forma total, la parte no ejecutada queda limitada a ese precio u otro más favorable.

Es utilizada para asegurarse una ejecución inmediata, pero controlando que el precio no se descontrole.

Por ejemplo, deseamos vender 5.000 acciones de Inditex. Actualmente cotiza a 29,50 euros la acción.

Lanzamos una orden por lo mejor y resulta que a 29,49 existe contrapartida de 3.000 acciones. Las 2.000 restantes quedarán a la espera pero no se ejecutarán a un precio más desfavorable. Es decir, no se venderán más baratas que 29,49 euros. Cuando exista contrapartida a un precio igual o superior, continuará ejecutándose nuestra orden hasta completar la venta de las 5.000 acciones (si no se condiciona).

Órdenes de mercado, limitadas y por lo mejor

Condiciones para la ejecución de las órdenes

Los tres tipos de órdenes vistas pueden matizarse con alguna de estas condiciones:

  • Volumen mínimo: Si no se ejecuta una cantidad mínima especificada en el momento de entrar en el mercado, la orden se rechaza.
  • Todo o nada: Si no se ejecuta la orden en su totalidad al entrar al mercado, se rechaza. No se admiten ejecuciones parciales.
  • Ejecutar o anular: Se ejecutan automáticamente los volúmenes para los que exista contrapartida. El volumen restante que quede a la espera queda anulado.
  • Volumen oculto: Se introducen con motivo de mostrar al sistema solo una parte del volumen a negociar. Una vez ejecutado el volumen que se muestra, irán apareciendo paquetes de acciones de igual volumen. Es interesante para las órdenes de gran tamaño.

También te puede interesar:

José Miguel Bastida