Viernes 3 Abril 2020

FEPIX.com. Aprenda toda la verdad sobre los mercados financieros. 

Los errores psicológicos capaces de afectar el trading de Forex

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
trading de Forex

No cabe duda que alcanzar un éxito estable como trader en Forex demanda un reto psicológico pero, ¿Qué tan cierto es que representa el 90% de la lucha?

es lo que se pretende esclarecer en esta nota, analizando los errores psicológicos más comunes que pueden afectar el trading.

 

 

Las  luchas psicológicas internas pueden causar pérdidas

En el juego de Forex – al igual que en cualquier otro mercado - los factores psicológicos son de gran influencia; si bien el dominio de la psicología de negociación no se traduce a dinero por sí solo, la inconsciencia frente a lo que la propia mente está tratando de decir, puede conducir al auto sabotaje de las decisiones de trading.

Los errores psicológicos más habituales de trading en Forex

1.      Apegarse demasiado a un solo plan

En el trading de Forex es tan importante tener un plan, como contar con la flexibilidad necesaria para operar. Para explicarlo mejor, se toma el ejemplo del trader que se encuentra haciendo day trading y dispone de un método para decidir a diario, el par de divisas o pares que negociará; suponiendo que el escogido no conduce a nada, mientras que otro si despega; cabe la posibilidad de reconsiderar la decisión en vez de “apegarse al plan”, permitiéndose – por decir algo – la alternativa de cambiar de opinión cada 1 hora.

2.       No distinguir entre planear algo y vivirlo

Es sencillo, plasmar en papel  un plan funcional,  lo difícil es vivirlo en tiempo real. Prueba de ello es el trader que se plantea un plan para cientos de operaciones durante un año, esperando que su cuenta sufra una reducción del 20% conforme se enfrenta a una racha de 20 operaciones con pérdidas consecutivas; haciendo la revisión en un par de días puede decidir si las pérdidas son o no aceptables.Es bastante probable que se sienta muy distinto cuando encare semanas o meses perdiendo dinero real mientras ve como su saldo va mermando. Si bien es un dilema sin una buena respuesta, conviene considerar que pasar meses de tiempo en una hora más o menos no resulta ser una buena práctica psicológica en los momentos malos de negociación.

3.      Pactar “acuerdos” con el mercado

Caer en la postura de decidir el cierre de una posición asumiendo suposiciones como: si el precio sube otros 10 pips o que de no hacerlo en las siguientes horas se tomara la decisión es basar el juicio en los argumentos de una mente sometida a la ansiedad. Es un error hacer caso de ello, lo mejor siempre será mantenerse firme, y abandonar las posiciones conforme al plan.

4.      Estar demasiado ávido o temer colocar una posición

Los dos polos opuestos conducen a un mismo problema; siendo la forma más recomendable de librase de ello, decirse a diario a sí mismo que se está dispuesto a colocar varias posiciones en un día o ninguna en absoluto, y que las decisiones se sustentarán en la situación del mercado y no en el estado de ánimo o la condición de la billetera. Adaptarse a las circunstancias es la clave, entendiendo que habrá días sin acción y otros con demasiada.

5.      Dejar correr las posiciones con pérdidas

Es tan simple como utilizar siempre un stop-loss estricto y dejar de ampliarlo frecuentemente.